Producción Orgánica Certificada - The Algodon
Español  |  English

The Algodon

Producción Orgánica Certificada

Cultivos aconsejados

En la producción orgánica, básicamente, no se permite el uso de productos de síntesis química (agroquímicos, herbicidas, fertilizantes, etc.) excepto que estén autorizados. Debido a las plagas que les son propias, algunos cultivos presentan una alta complejidad para su producción bajo normas orgánicas; es el caso de duraznos, manzanas, perales y nogales entre otros. Por otra parte, resulta mucho más simple la producción de ciruelas para deshidratado (var. D'Agen), así como algunas ciruelas de consumo en fresco, olivos para aceite o consumo en fresco, damascos, algunas variedades de duraznos de maduración muy temprana, etc.

En el caso del cultivo de la vid, su manejo orgánico es muy sencillo. En su control fitosanitario está permitido el uso del cobre y azufre, y el control de las malezas debe realizarse en forma mecánica (desorillado, rastra, desmalezadora, etc.).

La fertilidad en general puede manejarse con la siembra de verdeos y la aplicación de guanos y/o compost. Además, en el mercado existen productos autorizados para tal fin.

Certificación - Período de transición - Full Orgánico

En general, al iniciar el proceso de seguimiento con una certificadora, recién a la tercera cosecha se obtiene la certificación de Full Orgánico. Se puede solicitar un acortamiento -de forma que la segunda cosecha ya sea Full- pero no siempre la otorgan. Mientras tanto, a la producción obtenida se la denomina "en transición".

Lotes bajo seguimiento - Cultivos paralelos

"En AWE partir de 2009 se tomarán 2 lotes de vid de las variedades Malbec y Bonarda con una superficie de 2,1 hectáreas cada uno, es decir un total de 4,2 hectáreas. Este lote se encuentra aislado de otros cultivos vitícolas, y las vides tienen una edad de 10 años. Se tomaron estas variedades ya que Malbec es el varietal emblemático argentino, y Bonarda es nuestra apuesta fuerte en la empresa".

En ese tiempo se prueba cómo es el manejo orgánico, y cómo resulta la logística de implementar cultivos orgánicos y convencionales. No olvidar que son necesarias instalaciones independientes para el acopio de insumos, y que las labores mecánicas se deben realizar con implementos previamente lavados y limpios; lo mismo para las pulverizadoras.

Con respecto a la elaboración, se trata de otra certificación. Es decir, primero se debe certificar la producción (materia prima), y para esto deben sucederse 3 cosechas bajo seguimiento hasta alcanzar la categoría de Full Orgánico.

En la etapa siguiente hay que solicitar una certificación del "proceso de elaboración". Para esto se pide la certificación de la bodega, que puede ser elaboradora de vinos orgánicos solamente, o mixta (vinos orgánicos y convencionales). Este último es el caso de la mayoría de las bodegas certificadas. Una vez cumplimentados los requisitos exigidos, la certificación de bodega ya entra en vigencia y no hay que esperar ningún tiempo de transición (como sí sucede con la producción de la materia prima).

Se pueden tener lotes con especies distintas, y que uno sea orgánico y el otro convencional. Por ejemplo, un lote con vid orgánica y al lado otro lote con olivos convencionales. Siempre se establecen zonas buffer entre los cultivos, que las define y/o aprueba la misma certificadora. En este caso el establecimiento pasa a ser mixto, es decir de producción convencional y orgánica, lo cual genera una serie de estructuras edilicias extras (acopio para insumos orgánicos y para insumos convencionales), controles más estrictos de la trazabilidad y del manejo de la maquinaria en común.

El mantenimiento de la cancha de golf es realizado por personal capacitado, con un criterio de respeto por el medio ambiente y sin afectar los cultivos ni los cursos de agua cercanos. Los agroquímicos se utilizan en cantidades mínimas y la aplicación se realiza sin rociadores o en forma directa. Para las fertilizaciones se utilizan productos naturales como compost o guano. La profundidad de las napas de agua, y el escaso uso de agroquímicos, permiten resguardar por completo los recursos hídricos.

Organismos de Certificación

En la Argentina existen distintas empresas que certifican la producción orgánica; las de mayor trayectoria internacional son OIA y Argencert. De todos modos, la escasa humedad propia de nuestra región permite un desarrollo en armonía con la naturaleza, sin recurrir a pesticidas químicos. Asimismo, AWE tiene un especial cuidado por el recurso del agua, que se refleja en su manejo del sistema de riego.

La primera experiencia comenzó en la primavera de 2008, delineando un caso tipo que será el modelo a aplicar en cada una de las propiedades, en el Hotel y en la Bodega.

Se construyó un nuevo pozo para los afluentes de los baños y de la cocina, donde se sembraron millones de bacterias seleccionadas que se encargan de un acelerado proceso de descomposición, transformado las aguas en limpias y aptas para el riego. Este sistema reduce enormemente el consumo de agua para riego, sin implicar ningún riesgo.

El Restaurant y el Hotel también implementaron una nueva metodología respecto de la basura. En la zona NE de la propiedad se construyó un basurero que cuenta con un área para descomposición de orgánicos y armado de compost, y otra donde se depositan plásticos y botellas que son llevadas a una fábrica de reciclado en San Rafael. Esto permite mantener un cuidado del medio ambiente que no se tenía hasta el momento.